Seleccionar página

Instantes de felicidad

A lo largo de seis meses, me dediqué a plasmar escenas que capturaban momentos de alegría de niños y niñas, compartiéndolos en Instagram. De forma espontánea, algunas amigas escritoras me propusieron un microrrelato para cada ilustración. Posteriormente, se sumaron más escritoras. ¡Fue una experiencia muy bonita!

Más tarde, La sastrería de cuentos se puso en contacto conmigo para transformar las ilustraciones en bolsos y portalibros.

A veces, surgen cosas bonitas donde menos te lo esperas.